Una breve historia del dinero

 (Haz click aquí con el botón derecho del ratón y elige la opción “Guardar enlace como” para descargar el archivo mp3 de esta Conversación en libertad y escucharlo en tu reproductor de mp3.)

¿Puedes imaginar un día en que no hayas utilizado dinero para nada? Es difícil, ¿verdad? Lo usas continuamente para pagar en el supermercado, para comprar el periódico o para reservar una habitación de hotel a través de Internet. Las monedas y los billetes son dinero “sólido”, ¿pero qué clase de dinero es una tarjeta de crédito? Si mañana exiges al director de tu banco que te muestre tu dinero, te dirá que mires tu libreta de ahorro porque él no lo tiene. ¿Dónde está tu dinero? ¿Debes exigir que te lo devuelva y guardarlo bajo el colchón de tu cama?

En Una breve historia del dinero encontrarás la respuesta a estas preguntas y mucho más. Acompaña a Luis Alberto Iglesias y a Francisco Capella, director del área de ciencia y tecnología del Instituto Juan de Mariana, en un fascinante recorrido por la historia del dinero y los sustitutos monetarios, desde el trueque hasta los depósitos bancarios. Miles de años de historia del dinero condensados en 60 minutos:

  • Cómo surgió el dinero.
  • Cuáles son sus 3 funciones económicas básicas.
  • Qué bienes pueden ser dinero y cuáles no.
  • Cómo se ha producido el dinero a lo largo de la historia.

“El dinero es el bien de segunda mano por excelencia.” Francisco Capella

Esta nueva entrega de Conversaciones en libertad examina los aspectos más básicos del dinero y sus sofisticados desarrollos posteriores:

“Los bancos extendieron la monetización de la deuda, habitual entre los comerciantes como medio de pago, a todos los ciudadanos.” Francisco Capella

Escuchar Una breve historia del dinero es como asistir a un seminario intensivo de introducción a la teoría monetaria y de la banca. La cantidad de información que vas a encontrar es sorprendente:

  • Una nueva definición de “liquidez”.
  • La teoría de la “invarianza” del valor del dinero.
  • El poder adquisitivo del dinero y la magnitudes “flujo” y “stock”.
  • El dinero como medio de “no intercambio”.
  • La refutación del origen fraudulento de la reserva fraccionaria.
  • Cómo resuelve los pánicos bancarios la banca con reserva fraccionaria.

Ponte cómodo, ten a mano “recado de escribir” (papel y bolígrafo para tomar apuntes) y prepárate a disfrutar aprendiendo economía.

Educación para la libertad es un proyecto que nace por creer que el conocimiento es la vacuna contra la ignorancia que vuelve a las sociedades presas fáciles de demagogos, totalitarismos e ideas incorrectas. Espero que disfrutes esta Conversación en libertad.

Un cordial saludo,

Luis Alberto Iglesias

Anuncios

Acerca de Luis Alberto Iglesias
Profesor, formador, traductor e intérprete. Liberal. Director comercial en www.elartedepresentar.com El conocimiento es la vacuna contra la ignorancia que vuelve a las sociedades presas fáciles de demagogos, totalitarismos e ideas incorrectas.

3 Responses to Una breve historia del dinero

  1. Pingback: Una breve historia del dinero « intelib

  2. Alberto Ara says:

    Felicidades, me ha parecido sumamente interesante la disertación… bueno, tanto que para asimilarla del todo la escucharé más veces. Por una parte me han aclarado la utilidad e importancia de los efectos comerciales, letras de cambio, que había leído con anterioridad a algún autor como Antal Fekete.

    Lo que no termino de ver claro es el tema de la reserva fraccionaria; tengo entendido que las repetidas crisis en los bancos de Inglaterra tras la Revolución Industrial se producían porque dichos bancos emitían más billetes de oro de los que realmente almacenaban aprovechándose de su conocimientos de que sólo una parte de los depósitos eran retirados… Es decir, el banco puede emitir billetes por el oro propio (capital) y el depositado, nunca por más ya que eso no deja de ser un fraude ya que en caso de acudir todos los poseedores de billetes no podrían retirar el oro al que se comprometió el banco. Es más, y uniéndolo con las letras de cambio, si alguien acude a descontar una letra el banco sólo ha de poder hacerlo con cargo a su oro (es decir, el capital) o a cuenta del oro que se haya conformado como ahorro por los clientes, nunca a cuenta del oro que guarda y custodia conforme a un contrato de depósito. Así no se aumenta la masa monetaria artificialmente y el ahorrador sabe, a diferencia del depositante, que su oro está sujeto a cierto riesgo (por eso recibirá una remuneración, al contrario que el depositante que lo normal es que pague el servicio).

    Leo en el enlace http://www.juandemariana.org/comentario/4786/dinero/deuda/banca/reserva/fraccionaria/ que es un error creer que ninguna deuda puede utilizarse como dinero… Sí, admito que una letra de cambio se puede utilizar como dinero si los que hacen un intercambio así lo acuerdan (compro una bicicleta y el vendedor acepta una letra de cambio como cobro), no le veo ningún problema… pero no se produce ninguna insolvencia de los bancos, que en todo momento pueden atender a sus depositantes por los billetes, certificados, respaldados por oro; sí que veo que posiblemente esas letras actúen como dinero ‘malo’, es decir, a mismo valor nominal prefiero desprenderme de la letra que del oro (o del billete respaldado, con coeficiente de caja 100%, por el oro). En fin, posiblemente me quede reflexionar sobre el tema. Gracias no obstante por la charla, muy interesante.

  3. Hola, Alberto:
    Precisamente, tengo prevista una Conversación en libertad con Francisco Capella dedicada exclusivamente a tratar las críticas a la reserva fraccionaria y la propuesta del coeficiente de caja del 100% con respaldo de oro. Introduciré tus preguntas en la entrevista y le pediré a Paco que las responda.
    Gracias por tu comentario y gracias por apoyar http://www.educacionparalalibertad.com
    ¡Corre la voz!
    L.A. Iglesias

A %d blogueros les gusta esto: