¿Antisistema?

antisistema

Anuncios

Acerca de Luis Alberto Iglesias
Profesor, formador, traductor e intérprete. Liberal. Director comercial en www.elartedepresentar.com El conocimiento es la vacuna contra la ignorancia que vuelve a las sociedades presas fáciles de demagogos, totalitarismos e ideas incorrectas.

6 Responses to ¿Antisistema?

  1. Pablo el herrero says:

    Amigo Luís, la “afoto” que nos envías no es clara para un “austriaco”, pudiendo ser utilizada por tanto (el concepto de Anti-“nosotros”) por cualquier colectivista. Mejor hubiera quedado:

    NO SOMOS ANTI-SISTEMA
    EL SISTEMA ES ANTI-CADA UNO DE NOSOTROS.

    Jamás para un “austriaco” la identidad individual esta supeditada a identidad colectiva alguna.

    Cuidado con las palabras, las carga el diablo… y ya sabemos que el diablo siempre fue SOCIALISTA.

    En cualquier caso, te deseo lo mejor, luchador por las libertades individuales. ¡Ojalá haya muchos ejemplos de lucha como el tuyo!

    Pablo el herrero

  2. Gustavo Garcia says:

    Pablo: disiento un poco contigo. Un austriaco no es anti nosotros. De hecho promueve fervientemente la cooperación, a condición de que sea voluntaria. Un austriaco si es anti algo, es anti coerción.

  3. Una muy acertada puntualización, Pablo. Gracias por tus comentarios, que animan a seguir. Un saludo.

  4. Muy de acuerdo, Gustavo: anti-coerción, por supuesto.

  5. Cam says:

    Ciertamente, se presta a interpretación. Está bien, porque así afinamos conceptos.
    Excelente blog. Un abrazo.

  6. Pablo el herrero says:

    Amigo Gustavo, un tal Hayek (seguro que le conoces) en su libro “Derecho, Legislación y Libertad” (cap. 11), diferencia con claridad las sociedades primitivas de las sociedades abiertas.

    En las sociedades primitivas las identidades individuales y colectivas son la misma. Sin embargo, las sociedades abiertas, lo son (porque además de ser abstractas), las identidades individuales no forman parte de un único “nosotros” sino de una red de “nosotros” (puedes identificarte con un determinado partido, una determinada profesión, una determinada empresa, una determinada educación, un determinado grupo de amigos, etc… que pudieran hacerte evolucionar una década más tarde hacia otra red de “nosotros” diferente.

    Es decir, las identidades individuales en las sociedades abiertas se conforman dinámicamente por un entrar y salir de distintas redes de “nosotros”. Las identidades individuales, se alimentan y maduran por ese pasar de pertenencias por los distintos “nosotros” con los que nos identificamos y des-identificamos en el transcurrir de nuestras vidas.

    Ello es imposible que ocurra en las sociedades primitivas (o en las sociedades totalitarias). En ellas hay un solo “nosotros”. Los llamados anti-sistema (no nos engañemos) tienen un único “nosotros”, no una red de “nosotros”. Ese es su Sistema.

    Por otra parte, no confundamos “identidad” con “cooperación”, yo puedo cooperar (de hecho coopero) con gente con la que no me identifico para nada. Esa es la clave de las sociedades abiertas…. de las sociedades abstractas.

    Ha sido un placer.

    Pablo el herrero

A %d blogueros les gusta esto: